Niñ@s de Canat disfrutan de los espacios del Colegio San Ignacio

Niñ@s de Canat disfrutan de los espacios del Colegio San Ignacio.

Anuncios

Amelia Muñoz, de CRECIENDO JUNTOS

Soy Amelia Muñoz, del equipo de Piura de 2016. Para mí, Perú ha supuesto un encuentro conmigo misma y con la verdadera realidad del mundo. Fue un punto de inflexión en mi vida y en mi manera de pensar, y qué suerte que fuera con 22 años para conservarlo siempre.

Seguir leyendo Amelia Muñoz, de CRECIENDO JUNTOS

Isaure (Francia)

Estas 3 semanas en CANAT fueron una experiencia inolvidable y muy enriquecedora en un aspecto personal. Gaby y todos los formadores nos acogieron con mucha amabilidad. Nos encantaba jugar con los niños por la tarde y disfrutamos mucho del tiempo pasado con ellos.

La acción de CANAT es muy eficiente y ayuda realmente a los niños, entonces estábamos honradas y felices de participar en esta acción. Gabriela es una mujer extraordinaria y muy valiente.

Estamos muy agradecidas a todo el equipo por este tiempo y esperamos que volvamos.

Isaure (Francia)

Claudia Bernabeu Álvarez 

CANAT para mí ha significado mucho… Luz, esperanza, fortaleza… Recuerdo como entraba por la puerta y parecía un paraíso en medio de un gran desierto…

Cuando regresaba a “casa”, abría de nuevo esa puerta y veía como fuera existe un mundo muy distinto al que se va desarrollando dentro…

Admiro la perseverancia de todos los monitores y cómo enseñan a los niños/as y adolescentes alguna formación profesional o tarea educativa o juego, pero siempre con valores.

He pensado cuánto bien haría esa cultura de enseñanza y aprendizaje en cualquier parte del mundo.

¡Cuánto he aprendido de cada niño, cada historia y cada lucha!

Disfrutaba ayudando en la cocina, en las duchas, impartiendo talleres, jugando en la ludoteca, relacionándome con voluntarios de lugares muy diversos…

¡Sin olvidar la especial Tortuga! Un pequeño pueblo costero donde la alegría y la magia llega cada sábado a los niños y niñas que la habitan gracias a la mujer que a día de hoy más admiro: Gabi (la directora de CANAT).

Aunque ir a La Tortuga es completamente voluntario, siempre hay algo que te hace querer volver…

Cualquiera de estas y muchas actividades me hicieron crecer como persona.

También me encantó conocer a “ex-manitos” que tienen una profesión y un futuro gracias a la ayuda de CANAT.

Ni en mis 7 años de profesión como enfermera ni mi tiempo realizando un doctorado me han enseñado todo lo que aprendí en estos dos meses en Piura. Sólo puedo decir: GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS y espero regresar pronto.

Claudia
Enfermera española

A %d blogueros les gusta esto: