Maita Hommel

«Un año…. No puedo creerlo porque no he visto pasar el tiempo. Un año de adaptación, trabajo, amistades, risas y tristezas y, sobre todo, un año inolvidable. Canat y Piura se han convertido en parte de mi vida y tener que separarse de ellos me rompe el corazón. Llevo esta pequeña parte increíble de mi vida a Alemania.»

Canat y Piura se han convertido en parte de mi vida y tener que separarse de ellos me rompe el corazón. Llevo esta pequeña parte increíble de mi vida a Alemania.»

Maita Hommel

Voluntaria 2017-2018 de Casa del Mundo Alemania