Juniors Navarro Saavedra: “Empecé lavando platos y quiero tener mi empresa”

El Diario El Tiempo, de Piura, dedica esta entrevista al responsable del Área de Logistica de CANAT, de donde él mismo es egresado. 

Lavar platos y cocinar fue la clave para financiar sus estudios de Administración de Empresas en la Universidad Nacional de Piura. Un oficio culinario que el joven Juniors aprendió en el Centro de Apoyo de Niños (as) y Adolescentes Trabajadores (CANAT) y al cual ha regresado después de varios años de estudio para asumir la función en el área de Logística. Un círculo virtuoso de gratitud con la entidad que le enseñó a valorar lo poco que tenía y con ello salir adelante para cumplir sus metas.

–¿Antes de CANAT cómo te ganabas la vida?

–Durante toda mi secundaria, trabajé en un taller de carpintería en la zona de los madereros. La idea era juntar dinero porque la situación en la familia era un poco complicada y además porque deseaba estudiar.

–¿Cómo llegaste a la entidad?

–CANAT tiene varios métodos de captación y con un volante llegué. Además varios de mis amigos trabajadores también asistían. Por eso decidí intentar. Desde el inicio me interesó mucho el oficio de cocina del programa Manitos Creciendo. Ello sin pensar que me sería de mucha utilidad para luego estudiar en la universidad.

–¿De qué forma?

–Trabajé en varios restaurantes, donde empecé lavando platos, luego fui ayudante de cocina y así se va escalando poco a poco. Este oficio fue el soporte económico para seguir estudiando. Aunque era bastante cansado, sabía que valía la pena el esfuerzo. Siempre trataba de juntar todos mis horarios de clase en las noches para seguir trabajando. Ahora con la carrera concluida, sueño con reunir un pequeño capital y poner mi propio restaurante.

–¿Por qué regresaste a CANAT?

–Fue por invitación de mis profesoras. Ahora como compañeras de trabajo, me ha permitido compartir sus sueños, metas y formas de trabajo. Ellas en verdad se enamoran de los niños. Veo que vale la pena su esfuerzo. Además, muchos niños trabajadores de la entidad siempre te preguntan lo que estudiaste y cómo lo hiciste. Ellos también quieren salir adelante a pesar de las dificultades que tienen. Para mí eso es una motivación de estar aquí.

–¿Que opinas que los exmanitos asuman la institución que los formó cuando eran niños?

–Ese el sueño de la profesora Gaby. Es una labor pesada, quizás poco en lo económico pero espiritualmente es una retribución enorme.

–¿Todos tus compañeros lograron superarse?

–Tengo compañeros que no compartieron esta mística de Canat. Es triste verlos sumidos en las drogas y que al verte pasar te pidan una moneda.

–¿Qué fue diferente contigo?

–La diferencia la hace la familia y la manera como tú quieres salir adelante. Canat me enseñó a valorar lo poco que tenía y con eso poco salir adelante.

–¿Qué le dices a quienes no aprovechan sus oportunidades?

–Es triste y en la universidad viví mucho de eso porque es un como un Perú chiquito y lleno de contraste. Mientras unos se lamentaban de no tener mucho, otros recibían de todo y hasta ahora no terminan la universidad.  

Puedes leer el reportaje completo en el Diario El Tiempo haciendo clic aquí

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s